Es preciso –dijo– que te hagas cargo de mi obra.

Enrique Vila-Matas,
Al sur de los párpados

Y, sin embargo, en alguna parte –eso es lo impresionante de este oficio– un desconocido nos leerá con increíble atención…

Enrique Vila-Matas,
Dietario voluble